¿Con cuál cepillo quedarse? ¿Plástico o Bambú y por qué?

Actualizado: sep 11

Muchos de los modelos de cepillos de dientes de bambú que podemos encontrar en el mercado están fabricados al 100% con bambú. Incluso las fibras están hechas de bambú, por lo que resultan mucho más suaves y finas, y no dañan las encías. Además al ser fibras muy flexibles llegan mejor a los espacios pequeños entre los dientes, logrando alcanzar los restos de comida más escondidos, y consiguiendo por tanto una mejor limpieza.

Además, algunos modelos cuentan con un diseño ergonómico que permite mejorar aún más la eliminación de los restos de alimentos de la boca.

Existe una amplia gama de cepillos de dientes de bambú, tanto para niños como para adultos. Si estás pensando en probarlos, es importante que selecciones un modelo con todas las garantías. Si tienes dudas puede pedir consejo a tu odontólogo o tejar que te asesoren en tu farmacia de confianza.


Ventajas de los cepillo de dientes de bambú. Los cepillos de dientes de bambú son ecológicos. Los cepillos de dientes convencionales normalmente están hechos en su totalidad de plástico. Se calcula que un cepillo de dientes de plástico tarda aproximadamente 75 años en degradarse. Si una persona utiliza cepillos de plástico durante toda su vida, estará generando aproximadamente 5 kilos de plástico en residuos. En contraposición, los cepillos de dientes de bambú, al estar fabricados con un material completamente biodegradable, se degradan muy rápidamente sin generar contaminación. El bambú es antibacteriano. El bambú posee propiedades antibacterianas, de modo que al utilizarlo en la fabricación de cepillos, no solo estaremos mejorando la limpieza bucal, si no que además evitaremos que se acumulen bacterias en el propio cepillo. El bambú es sostenible. Se trata de una planta que crece con gran rapidez, por lo que usarlo para hacer cepillos de dientes representa una solución sostenible y segura. Además, con tan solo una rama de bambú se pueden llegar a producir hasta 500 cepillos dentales. Menos contacto con el plástico. Estudios recientes han demostrado que a lo largo de nuestra vida vamos acumulando en el organismo pequeñas partículas de plástico. Esto se debe a la utilización de plásticos en el envasado de los alimentos, en utensilios de cocina, en cubiertos… y también en los cepillos de dientes. Cambiar nuestros hábitos es el mejor modo de reducir el riesgo que supone para nuestra salud la presencia de partículas de plástico en el organismo. Un buen primer paso puede ser cambiar el cepillo de dientes convencional por uno de bambú.


FUENTE: socident.com


Embajadores de la tierra, estás a punto de cambiar el mundo. UN MILLÓN DE GRACIAS!




#Zerowaste #Cepillodebambú #Cepillodedientes #PortiPorelmundo

7 vistas
 

Formulario de suscripción